municipio de la provincia de Gerona, España


Con un bonito casco urbano a pocos kilómetros de la costa, Pals es un destino popular en Cataluña, España. Es una de las muchas pequeñas ciudades medievales a lo largo de la Costa Brava, pero tiene un casco histórico muy bien conservado y una bonita y amplia playa.

ComprenderEditar

 
Arcos en los pasillos estrechos son comunes, al igual que éstos a lo largo de las antiguas murallas de la ciudad

Al igual que muchos pueblos de esta zona, Pals está construido sobre una colina, a pocos kilómetros del mar. Sin embargo, el área urbana cubre el terreno hasta la orilla, y la playa que se encuentra en la bahía entre L' Estartit y Begur es una de los más grandes de la región. Tiene una población de alrededor de 2.500 residentes permanentes. Hay muchos alojamientos turísticos alrededor.

LlegarEditar

Se llega aquí desde Girona en poco tiempo por la carretera principal, la C31 (Palafrugell-L'Estartit).

DesplazarseEditar

El centro del pueblo es pequeño y puede recorrerse a pie. Sin embargo, hay una caminata bastante larga a la playa, por eso, un coche es bastante útil.

VerEditar

Pals cuenta con un casco antiguo encantador y pintoresco. En temporada alta puede haber mucha gente aquí, pero aun así, vale la pena visitarlo y es bastante tranquilo en comparación con los principales destinos de la Costa Brava. Pasee por las encantadoras calles adoquinadas y observe las ventanas arqueadas puntiagudas y los balcones de piedra de los edificios que los rodean. Merece la pena visitar el Barrio Gótico, ya que ha sido muy bien restaurado. La muralla del casco antiguo es un lugar destacado, con torres del siglo IV. Relájate a tomar un café en la Plaça Major o visita la iglesia de Sant Pere. El mirador de Josep Pla ofrece unas magníficas vistas sobre las Islas Medas.

ComprarEditar

  • En muchas pequeñas tiendas de cerámica se vende alfarería tradicional.

ConectarEditar