Diferencia entre revisiones de «Londres/Ruta de 5 días»

ortografía
(ortografía)
== Llegando a Londres ==
 
'''[[Londres]]''' tiene varios aeropuertos (Heathrow, Gatwick, Stansted, Luton, London City y Southend), pero los más comunes desde [[España]], son Heathrow y Gatwick. Por mencionar las compañías más comunes que operan en [[España]], '''Iberia''' y '''British Airways''' tienen como destino '''Heathrow'''. '''EasyJet''' y '''RyanAir''' suelen hacerlo en '''Stansted''' (al menos así es desde [[Bilbao]] y desde Asturias). Heathrow es el único aeropuerto conectado con la ciudad por metro, pero los demás están bien conectados mediante líneas de autobuses. Stansted, en concreto, tiene una fluida comunicacioncomunicación a traves del tren,(planta inferior del aeropuerto, cada 15 min casi todo el dia, ojo, existen dos lieaslíneas, una directa hasta King Cross y otra con paradas, la diferencia es de unos 30' en la duracionduración de trayecto, el tren es mas caro que los autobuses pero mas rapido y comodo, sobre todo con equipaje) con las estaciones de Liverpool (City) y King Cross (Zona museo BritanicoBritánico), donde las conexiones de metro abarcan ya toda la ciudad. Además, en el metro de Londres aparecen representadas las conexiones que puedes hacer en cada estación con los demás medios de transporte. Sea cual sea el aeropuerto en el que aterrices no vas a tener problemas para llegar a la ciudad usando transportes públicos.
 
Se debe tener en cuenta que se gana una hora al viajar hacia Londres (obviamente, también se pierde esa hora en el viaje de regreso, pero ¿a quién le importa? Al fin y al cabo nuestra ciudad de origen la tenemos muy vista, lo importante es aprovechar al máximo la estancia en Londres), por lo que si se coge un vuelo temprano, se puede llegar a Heathrow a las 11:00. Otra cuestión a tener en cuenta si se viaja en invierno es que para las 16:00 se hace de noche, por lo que la mitad de la ciudad la veremos de noche, pero también tiene su encanto.
[[Archivo:LondonCity.png|thumb|right|Zonas de Londres|250px]]
 
El viaje desde Heathrow hasta la ciudad es sencillo, aunque algo caro. Antes de nada veamos cómo funciona el '''metro de Londres'''. Éste consiste en 6 zonas que son 6 anillos concéntricos. Para moverte por todas las zonas turísticas de Londres basta con las zonas 1 y 2, pero Heathrow está en la 6. Por esto, merece la pena pagar un '''billete único''' (4 £, sí, sí, unos 6 €) para ir a la ciudad y al hotel y después sacar un billete de varios días para las zonas 1 y 2. (Sin embargo, si llegáis a Heathrow, hay dos trenes que conectan el aeropuerto con la estación céntrica de Paddington: son el Heathrow Express y el Heathrow Connect. Los dos hacen el mismo recorrido sólo que el Express lo hace sin paradas desde Paddington a Heathrow en 15 min. (pero bastante caro-gente de negocios) y el Connect tiene varias paradas intermedias y lo cubre en 25 min, siendo consecuentemente más barato (Agosto de 2007-6.90₤), siendo un buen medio para evitar 55min55 min o más de viaje en metro hasta la znazona 6(Pero el metro es más barato))Como las tarifas variarán frecuentemente, una buena página para informarse sobre medios de transporte en Londres es '''Transport for London'''[http://www.tfl.gov.uk/tfl/] y más concretamente sobre el '''metro''' [http://www.tfl.gov.uk/tube/]. Los autobuses son considerablemente más baratos, aunque la multitud de rutas y empresas a veces resulta confuso. Para orientarse, hay mapas de mano en casi todas las estaciones, por lo que puede ser interesante hacerse con uno de ellos la primera vez que se use el metro. Además, los andenes están señalizados según vayan hacia Norte, Sur, Este u Oeste, por lo que si tienes un poco claro hacia dónde quieres ir, no es complicado. Por lo demás, el metro es semejante al de todas las grandes ciudades, así que sólo queda familiarizarse con los largos pasillos y escaleras mecánicas.
 
En cuanto a hoteles, la mayoría te obligan a hacer el check-out antes de las 12:00 y no puedes hacer el check-in antes de las 14:00.
Desde la estación Victoria se puede ir andando al '''Buckingham Palace'''. Aquí se puede ver, el palacio en sí mismo, las majestuosas puertas de entrada y el '''Queen Victoria Memorial''' (un tributo a la Reina Victoria que está justo en frente de la puerta central) También puedes entretenerte hablando algo con la guardia real, que por nuestra experiencia están a la disposición de cualquiera, incluso te puedes sacar alguna foto con ellos. Según miras al palacio, a tu derecha queda el parque '''Green Park''', a cuya entrada están las '''Canada Gates''' y un tributo a los canadienses caídos en la segunda guerra mundial. No olvidemos que Canadá sigue formando parte de la Commonwealth, por lo que las estrechas relaciones entre Inglaterra y Canadá se ven reflejadas en numerosos monumentos repartidos por toda la ciudad de Londres. A parte de estos signos, el Green Park en sí mismo merece ser paseado, y fijarse en curiosidades, como que todos los bancos próximos a la entrada tienen pequeñas placas con inscripciones de frases dichas por personas ilustres, la mayoría de ellas con motivos bélicos.
 
Si atravesamos el parque en dirección norte, aparecemos en la calle '''Piccadilly''', lo que nos augura que estamos cerca de uno de los centros neurálgicos de esta gran ciudad, '''Piccadilly Circus'''. Según se sube la calle Piccadilly, merece la pena fijarse en escaparates y galerías de tiendas curiosas; tanto si tenemos intención de gastar, como si no, hay cosas curiosas y dignas de llamar nuestra atención. A media distancia entre Green Park y PicadillyPiccadilly Circus se encuentra el '''Royal Academy of Arts''', y a mano derecha dejamos '''St. James’s Street'''. Al final de la calle nos encontramos con el ya mencionado Piccadilly Circus, lo caracterizan los grandes carteles promocionales con luces de neón y la muchedumbre que frecuenta la unión de esas 6 calles. Merece la pena detenerse unos minutos para ver Londres en pleno apogeo. Después de esto, se puede dar un paseo por la zona, bajando por Regent Street hasta '''St. James’s Square'''. No es demasiado especial, pero es uno de los típicos jardines que abundan en la ciudad y que ponen de manifiesto el aprecio que los londinenses tienen a sus jardines y parques. A través de Pall Mall se llega a '''St. James’s Palace''', curioso por fuera, pero no extremadamente turístico.
 
A través de St. James’s Street podemos volver a la calle Piccadilly y comenzar nuestro viaje hacia '''Hyde Park Corner''' bajando a través de esta calle.
 
Poco antes de llegar a HideHyde Park Corner, a la derecha (según bajas) está la calle Old Park Lane, en la que se encuentra el famoso Hard Rock Cafe de Londres. Si tu presupuesto no está apurado, puede ser una buena idea cenar ahí, el ambiente es muy chulo (algo que caracteriza a esta cadena de restaurantes, tiendas, casinos, salas de concierto, etc).
 
Atravesando Hyde Park Corner, y yendo por la galería subterránea a través de Knightbridge, llegamos a '''Brompton Road''', donde hay diversas tiendas y donde se encuentra el mítico '''Harrods'''. Merecen la pena sus secciones de alimentación en la planta baja, y como curiosidad, la estatua que el dueño Harrods, Mohamed Al-Fayed, hizo erigir en honor de su hijo y de Lady Di, donde ademas existe una pequeña fuente en la que se puede colaborar con una fundación que lleva su nombre. Hay opiniones para todos los gustos en torno a las estatuas, pero estando en la tienda vale la pena verlas. Es curioso además la presencia de un tronco fosilizado que dice tener 1.000.000 de años, disponible para que todo el mundo lo mire y lo toque.
 
Atravesando Hyde Park Corner, y yendo por la galería subterránea a través de KnightbridgeKnightsbridge, llegamos a '''Brompton Road''', donde hay diversas tiendas y donde se encuentra el mítico '''Harrods'''. Merecen la pena sus secciones de alimentación en la planta baja, y como curiosidad, la estatua que el dueño Harrods, Mohamed Al-Fayed, hizo erigir en honor de su hijo y de Lady Di, donde ademas existe una pequeña fuente en la que se puede colaborar con una fundación que lleva su nombre. Hay opiniones para todos los gustos en torno a las estatuas, pero estando en la tienda vale la pena verlas. Es curioso además la presencia de un tronco fosilizado que dice tener 1.000.000 de años, disponible para que todo el mundo lo mire y lo toque.
 
Y bueno, para ser la primera tarde trotando, creemos que no está nada mal. Al hotel a descansar que mañana nos espera un día duro y a la vez muy interesante.
== Segundo día ==
 
Si se viaja en invierno es interesante madrugar para aprovechar las horas de luz y tener la oportunidad de ver las cosas tanto a la luz del día, como poder repasarlas cuando ha caído la noche y observar las preciosas iluminaciones de los edificios que franquean el Támesis. La mayoría de hoteles de Londres ofrecen desayuno continental (café o equivalente y tostadas) y desayuno inglés (huevo, bacónbacon, salchicha y alubias).
 
Con más o menos pesadez de estómago (dependiendo del desayuno que hayamos elegido) podemos comenzar el día con lo más típico, '''Houses of Parliament''' y '''Big Ben'''. Se llega a ellos desde la estación Westminster en la línea District(Verde) o Circle (Amarilla), y merece la pena dar un paseo a su alrededor, e incluso cruzar el Westminster Bridge para ver el palacio desde el otro lado del Támesis, en la orilla del acuario y el London Eye. Delante del palacio está el '''Parliament Square''', una plaza en la que se encuentran numerosas esculturas de personajes vinculados con la pasada política británica.
Después, y para dedicar el día a los iconos más característicos de Londres, se puede ir a ver el '''Tower Bridge''' y la '''Tower of London'''. Para ambos hay que ir a la estación Tower Hill del metro, en las líneas District o Circle. Si aún es de día cuando llegas, puede ser muy interesante arrimarse a la orilla del Támesis a ver y/o fotografiar el Tower Bridge de día, para a la salida de la Tower of London volverlo a hacer de noche, ya que el panorama cambia mucho y las vistas son preciosas.
 
La Tower of London (15 £ la entrada) es una antigua cárcel a la que se enviaba a todos aquellos que habían cometido delitos contra la corona. Tenía fama de que si eras enviado ahí, tus probabilidades de sobrevivir eran escasas. Ahora está ambientada a modo de ciudadela medieval, con gente haciendo las labores de la época (herrería, bufón del rey, etc.) con la que puedes hablar para que te expliquen los detalles de lo que están haciendo. Dentro de la ciudadela, cada una de las torres contiene diferentes colecciones como una armería, las joyas de la corona, etc. La verdad es que hay muchísimo material dentro de la Tower of London, puedes o reservarte una mañana entera, o mirando un mapa ver qué cosas te interesan más y visitar los torreones que más vayas a disfrutar. Recuerda que estás de vacaciones y tampoco es cuestión de ir a la carrera de un lugar para otro y ver todo a medias, mejor ver tranquilamente aquello que más vayas a disfrutar. Puedes elegir ver la Tower of London por tu cuenta pero hay cada 30 min(o sea en punto-.0 a y media .30 y otra vez a en punto .0) un tour gratuito(Pagado por tu entrada a la torre de londres claro) por uno de los Beefeater aunque luego te llevan a una capilla y se ponen en la unicaúnica salida a pedirte la propina(Pero uedespuedes escaparte) También existen tours guiados que te resumen en 50 minutos el contenido de todos los torreones, pero no suelen ser baratos. La Torre de Londres es enorme, además del tour del Beefeater puedes ver las Joyas de la corona(Gratis) y las demás múltiples torres cuya entrada se accede de manera gratuita con muestras de armas, cámaras de torturas...
 
Como hemos dicho antes, después de la Tower of London, podemos volver a contemplar el Tower Bridge de noche, ya que la imagen se embellece muchísimo con la iluminación.
Muy interesante de esta parada es pasear los alrededores, ya que es una típica zona de '''teatros, cines, restaurantes con comida de diversas nacionalidades'''… Además, si ya se nos ha echado la noche encima, esta zona empieza a cobrar mucha vida. Si se va con tiempo puede ser interesante disfrutar de alguna de las múltiples atracciones que esta zona nos brinda.
 
A muy poca distancia de allí (en la calle Gerrard Street) podemos encontrar '''China Town''', que no necesita explicaciones. Una comunidad china en medio de Londres, con todo lo que ello conlleva, restaurantes, supermercados con unos productos curiosísimoscuriosisimos y un montón de gente hablando chino a tu alrededor. Un auténtico paraíso para aquellos que les guste probar comidas nuevas y originales.
 
Y aquí se acaba nuestro segundo día. Nuestras piernas se irán resintiendo del cansancio acumulado, pero ánimo, al fin y al cabo estás en Londres y como oí una vez (creo que en la página oficial de Londres): “London is where live happens!”.
Para aprovechar la última mañana en Londres, se puede hacer una escapada mañanera a '''St. Paul’s Cathedral''', otro de los iconos de Londres, yendo a la estación St. Paul’s de la línea Central. El edificio fue reconstruido y es muy bonito.
La entrada cuesta 10 £, pero si tienes la suerte de presentar un carné de estudiante, puedes entrar por 8 £.
En un primer momento puede parecer demasiado caro para ver sólo una catedral, pero teniendo en cuenta la majestuosidad del tamaño y decoración no lo resulta tanto. Tampoco debemos olvidar, que al entrar tienes la posibilidad de ir la galería de los susurros y subir a la cúpula. Desde allí se tienen una vistas impresionantes de Londres, siendasiendo así una buena alternativa al London Eye: la entrada a la catedral es más barata que al London Eye, y además de vistas puedes visitar la catedral.
 
 
Antes de irnos, y si nos coincide el día, podemos ver el '''cambio de guardia''' del Buckingham Palace (se puede ir andando desde Hyde Park). En los meses de verano es todos los días a las 11:30, y en invierno días alternos. Por ejemplo, este diciembre tocaba los días pares, pero para estar seguro de acertar lo mejor es preguntar en una oficina de turismo, al recepcionista de nuestro hotel o consultarlo en Internet.
 
Después de esto, si no lo hemos hecho antes, podremos dar un último paseo dirigiéndonos al mítico '''Harrods''', para ver, como ya hemos mencionado antes, la decoración de los diferentes halls, y otras curiosidades del centro comercial, como el EgiptianEgyptian Hall y otros.
 
 
Como última recomendación, el Imperial War Museum (gratutitogratuito igual que los también gubernamentales National Gallery y British Museum) es un museo muy interesante de ver si alguna vez te ha interesado la historia bélica con un montón de aviones colgados en el techo, vehículos y tanques en el suelo y un montón de exposiciones interactivas (te enseñaban a nivelar un submarino) que se centran en el s.XX (I y II Guerras mundiales, conflictos posteriores, las Malvinas, etc.)
 
Tras esta visita al centro comercial, habremos agotado nuestro tiempo en Londres, así que es tiempo de recoger el equipaje del hotel y emprender al camino al aeropuerto. Sólo una última recomendación, a Heathrow conviene ir con tiempo, las medidas de seguridad para embarcar y el número de vuelos hacen que se generen colas bastante grandes para pasar los controles. Es cierto que si se acerca la hora de salida de tu vuelo te permiten pasar al principio de la cola, pero mejor es no andar agobiado con ese tema, que luego hay que andar pegándose carreras descalzo por el aeropuerto
90

ediciones